Es natural que ante la nueva tecnología existan nuevas palabras, la mayoría de ellas se originan en inglés y son “adaptadas” al castellano ya que no existe una palabra equivalente.

Lo curioso comienza cuando no solo agregamos anglicismos a nuestro idioma, sino cuando los utilizamos en oraciones y son parte de nuestra forma de expresarnos oralmente, es ahí donde me gustaría comentar algunas palabras y como han distorsionado el idioma.

Sin afán de criticar, es solo que me parece curioso.

Ahora en lugar de platicar, chateamos, somos twitteros, publicamos nuestras fotos en el face, enviamos mails, publicamos artículos en el blog y somos bloggeros, entre muchos otros.

Todo empezó con los bits y los bytes, los kilobytes (kb), los megabytes ó megas, los gigabytes ó gigas (se pronuncia “yigas”), los terabytes, etc.

Ahora intercambiamos direcciones de correo (mail address), direcciones IP (Internet Provider), direcciones URL (Uniform Resource Locator).

Enlazamos mediante links escritos en hipertexto y formamos con esto hipervínculos que podemos redactar en HTML (Hypertext Markup Language)

Ya casi no utilizamos el Módem (Modulador-Desmodulador) ni enviamos faxes, ahora enviamos mails o nos conectamos al Messenger, al hi5, etc.

Buscamos en diferentes sites ó sitios de internet y bajamos (download) música, fotos y videos, la mayoría de youtube.

Para enviar archivos muy grandes los comprimimos (es decir, hacer una copia de menor tamaño, pero igual) en PKZIP y para descomprimir estos archivos utilizamos el  PKUNZIP.

Lo que más me llama la atención es que la gran mayoría de las personas utiliza, adapta e incorpora en cualquier conversación este y otro tipo de palabras sin siquiera tener la más remota idea de lo que significan, de hecho en muchos casos SI existe el término equivalente en nuestro idioma y aún así utilizan el anglicismo.

Ahora se habla de clonar, hackear, piratear, de que nos hicieron phising, que recibimos spam.

Bajamos música en i-tunes para nuestro i-pod en formato MP3, fotos en formato JPG ó GIF, videos en formato WMV ó MPEG.

Todo tipo de términos que incluso los “tropicalizamos” y les añadimos letras para conjugarlas, por ejemplo con Twitter à Twitteros, Twittear, escirbir tweets, retwittear, etc.

En cuanto a accesorios tenemos el mouse, el mouse pad, el modem, el quemador de CD y de DVD, entradas USB, bocinas con Subwoofer, webcam, etc.

 

Por seguridad utilizamos passwords ó NIPs y evitar que nos hackeen la cuenta de mail, del face, del Messenger, etc.

Generalmente todos tenemos en la casa o en la oficina una PC de escritorio ó desktop, algunos utilizan laptop y las nuevas i-pads, podemos escoger entre los sistemas operativos de Windows o de Mac, también está el Linux.

Los niños y jóvenes ya no juegan en la calle ahora juegan en consolas de Playstation, Xbox, Nintendo y Gameboy, si les gusta la música pueden jugar Guitar Hero ó DJ Hero.

En cuanto a comunicaciones tenemos el i-phone ó el blackberry que vienen con tecnología 3G y GPS, webcam y Google maps con street view para localizar direcciones o saber dónde estamos ubicados en un momento dado.

Entre más términos de este tipo utilizamos, nos sentimos más cultos, más innovadores, parece que sabemos mucho y que estamos actualizados y si aceptamos que no sabemos qué significan alguno de estos términos, entonces estamos “fuera de onda”, si no clickeamos, chateamos, mensajeamos ó twitteamos, somos loosers.

Los estudiantes de secundaria, preparatoria y lo que sigue escriben entre abreviado, “spanglish” y código expresiones como “lol”, tqm, “ 🙂 = J “, “ 🙁 = L “,  etc.

Ahora somos fans, seguidores ó nos siguen en Twitter, etiquetamos las fotos, los álbumes en Facebook, etc.

La popularidad de un site se mide por número de hits, de clicks, cuantos followers clickearon en un banner, etc.

La publicidad nos “brinca” en la cara con ventanas pop-up.

Para clasificar temas utilizamos hashtags ó etiquetas en Twitter.

La tarea la hacemos en Word ó Excel, la presentamos en PowerPoint, aunque el contenido solo es un copy-paste de Wikipedia.

Conforme pasa el tiempo y avanza la tecnología, mas y mas palabras se van incluyendo en el lenguaje cotidiano, hasta donde vamos a llegar?

Que tanto se llegará a distorsionar el idioma?

God only knows . . .

 

Por: Jesús Pérez

jesper@terra.com.mx