El crecimiento de la economía de China ha estado reduciendo su velocidad debido a las recientes crisis, tanto en América como en Europa.

Esto no es buena noticia para los Estados Unidos ya que cuenta con China como un inversionista y socio commercial.

El gobierno Chino report que su economía crece en promedio 8 – 9 %, lo cual no es malo, pero si consideramos que el PIB de China venia creciendo por arriba del 10% desde 2002, entonces suena como retroceso.

Es muy preocupante si consideramos que China es un inversionista fuerte de bonos y acciones en EUA y existen muchas empresas Chinas que tienen participación accionaria importante en empresas como Morgan Stanley, Visa, Citibank y Blackstone, entre otras.

La preocupación comienza cuando las compras de bonos del Tesoro de EUA han decaído notablemente.

De acuerdo a datos del Departamento de Comercio de aquel país, las exportaciones a China se incrementaron 18% en 2008, convirtiéndose en el tercer Mercado exportador, rebasando a Japón en ese renglón, solamente detrás de Canadá y México, que de hecho ya habia rebasado desde 2009.

En realidad China ha colaborado a mantener la economía de EUA a flote en este tiempo de recession, ya que ha estado comerciando activamente con ese país.

El impacto económico de China se ha duplicado desde el period 1998-2002 debido a su importante rol como importador y exportador, es demasiado grande para ser immune a la crisis actual.

Si la economía de China se estancara, el problema financier mundial sería de grandes proporciones, de alguna manera el mundo tiene puestas sus esperanzas en el crecimiento sostenido de la economía de China, pero principalmente los EUA.

No hay seguridad alguna de que la economía China seguirá expandiendose a ese ritmo en los siguientes años, considerando que la crisis se ha extendido mas de lo esperado.

El tema con la economía de China no es tanto “como” crecerá, mas bien el tema es “porque” crecerá. Es crucial para la economía de Estados Unidos que China no sufra una caída severa en su economía.

Las dos naciones deben trabajar unidas para evitar que esto suceda, y para evitar mayors problemas a los que actualmente se están enfrentando con la crisis Europea.

Ambas naciones saben que se necesitan una a la otra.

 

Jesús Pérez – jesper@terra.com.mx